lunes, 23 de marzo de 2020

La Tormenta de Arena

Hace unos días, en pleno confinamiento por el Covid-19, recibí una foto de la página de una cita que me enviaba mi amiga escultora y pintora, Salud Parada. Era una alusión de lo más reveladora y muy poética, dentro del su profundo dramatismo, como ocurre, con la esencia misma de la vida.

La cita es de Haruki Murakami, de su obra Kafka en la Orilla.

Tras unos días ese mensaje guardado, quise ponerlo como imagen de mi perfil y para ello, quise componerlo a modo de círculo toda la cita sobre un fondo que cobrara sentido mismo con el texto. Buscando entre mis fotos, descubrí una serie de atardeceres con el Sol ya oculto, dejando un velo incierto de cálidos colores y las pocas nubes que acompañaban ese horizonte, diseminadas, parecían llevar por sí mismas un mensaje de esperanza. Así corté esa imangen en la que predominan un almendro en el ocaso y un par de nubes, como semblanza de la buenaventura. Así sea.

Hoy, tras una larga conversación por vídeo-conferencia con mi hermano, precedida de una soleada mañana, lo hago público en este mi olvidado blog.

martes, 31 de diciembre de 2019

Feliz VeinteVente | Sobre lo frágil... *}

Feiz VeinteVente | L'atelier arteXconcepto  by Me *} Miguel Hernández Segura, te desea un año lleno de luz y de esperanza.

*

FELIZ
VEINTE
VENTE 

Sobre
lo frágil,
esencia de
lo intangible, 
aparece
casual
una mano
abnegada
como hilo
de luz
y de 
esperanza

*

–Esas aves que ves, te canta en el despertar del nuevo día en nuevo año–

viernes, 27 de diciembre de 2019

The Swan Lake by Me *} in The Quiet Waters

The Swan Lake . Close to The Nort Sea There is Quiet Waters. The Appearance Doesn't Disguise The Esence *}
Es Invierno. 
Caminamos mirando a un cielo de árboles desnudos.
El frío vestido por el viento, nos acompaña de frente.
En un remanso aclarado por la luz,
Sobre las aguas tranquilas de quietud sonora,
Aletean todo tipo de anátidas,
En un baile de armónicas ondas dibujadas.
Son blancos casi todos los cisnes,
Que cuentan y cantan cinco veces diez,
Donde nace la ilusión de un sueño imaginario.

Me *}

Northumbria, 27th December 2019 | 21 h 5 '

martes, 24 de diciembre de 2019

Dad, es Navidad_

* Este Tiempo de Luz Cálida y Cercana, nos permite retomar la Esencia de Navidades Pasadas; y lo hace con la pristina inocencia y candor de nuestra niñez *}

y recordad...

Dad, es Navidad_

–Así he querido este año enviarte esta postal como muestra de amistad. 

Me *}



miércoles, 11 de diciembre de 2019

La Cerillera en un Mar de Sueños | Función Teatralizada Poética y Artística del Cuento de Andersen

Me complace anunciar este cartel, que hoy ve la luz en este bello ONCE de Diciembre, tras la lluvia de la mañana, el azul y soleado cielo envuelto en hormosas nubes.

La Cerillera en un Mar de Sueños, es una Función Teatralizada, Poética y Artística del bello cuento de Hans Christian Andersen, que ente Tiempo de Navidad, que ya toca abrir aquellas puertas del sentir que nos hace más humanos, para detenernos... aunque solo sea un instante. En este caso hemos querido aportar con esta pequeña y humilde adaptación de la inmortal obra, un poco de nuestra alma, que si conseguimos abrir, tan siquiera una sola de esas puerta que se hayan cerradas a cal y canto, será mucha la satisfacción de los artistas que lo haremos posible.  

Gracias de Corazón: a todas aquellas personas que lo haréis posible, sin vuestra ayuda no habría podido ser. Gracias especiales a mi colaboradora en la redacción de texto: Violeta González Alegre,  a las Hermanas Kaisuma y su Asociación Cultural Trobador de Sueños, a Mercedes, a nuetra musa musical Irene (violín), a nuestra bella bailarina, a Julio de Bodegas Hermógenes (que nos dará la materia prima para poder ofrecer al finalizar la función un vino ligero-especiado y caliente con zapatillas... y por supuesto ycomo no, GRACIAS a Candela, nuestra pequeña Cerillera protagonista. 

Especial Gratitud, a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid.

DAD, ES TIEMPO DE NAVIDAD *}
La Cerillera en un Mar de Sueños | Función Teatralizada, Poética y Artística.



martes, 26 de noviembre de 2019

mis Sopas de Ajo Solidarias

El otro día estrenaba mi blog AcciÓNdGracias, que hace años ha y noda pude escribir nada en él, más llegó la gran ocasión. Con mis Sopas de Ajo Solidarias. Esas sopas, que quienes ya la probaron, les encantan como a mi. Fue mi propia abuela Carmen, quien fue maestra de mis artes y valores primordiales, en la cocina, como en todo lo que hacía era maestra y si las hubiera probado, habría dicho aquello que tantas veces oí de su hermosa voz:


"Hijo, qué buenas están. Estas sopas hacen revivir a un muerto.  
Cómelas hijo, que comiendo se puede con todo".
El llamado destino o la Divina Providencia en nuestras vidas, quiso que yo allá por el mes del florido mayo, cuando me encontré con una mujer que me abló de esos encuentros bajo el Arco de Ladrillo en Valladolid, a los cuales acudían ellas con sus alumnos voluntarios, con bocadillos y caldos calientes para la gente más necesitada. Eso es ASALVO, la Asociación de Alumnos Voluntarios.
 
Así pues, este año, será la Primera Edición de mis Sopas de Ajo Solidarias. 
 Lo recaudado, será destinado a ASALVO. 
Vente!!! y Gracias por la difusión.
 
mis Sopas de Ajo Solidarias, a favor de ASALVO. 20 de diciembre 2019. VENTE!

domingo, 24 de noviembre de 2019

mi blog AcciÓNdGracias *}

Hoy estreno mi blog AcciÓNdGracias, que creara hace años y no pude escribir nada en él, esperando una buen razón. Qué mejor, que abrir la puerta, más bien ventana de este blog, con un proyecto que me ilusionaba desde hace ya unos cuantos inviernos. Hacer una sopas de ajo y ofrecérselas a la gente de pobre de la calle. Cuando vivíamos en Valladolid, al aproximarse las fechas próximas a la Navidad, siempre, me venía a la mente, hacer una gran perola de mis sopas de ajo, para ofrecérselas a la gente desamparada de la calle. Esas sopas, que quienes ya la probaron, dicen de ellas favores, que mi propia abuela Carmen, quien fuera maestra de mis artes y valores primordiales, hubiera dicho aquello que tantas veces oí de su hermosa voz:

"Estas sopas hacen revivir a un muerto. Come hijo, que comiendo se puede con todo".

El llamado destino o la Divina Providencia en nuestras vidas, quiso que yo allá por el mes del florido mayo, cuando me encontré con una mujer que me abló de esos encuentros bajo el Arco de Ladrillo en Valladolid, a los cuales acudían ellas con sus alumnos voluntarios, con bocadillos y caldos calientes para la gente más necesitada. Eso es ASALVO, la Asociación de Alumnos Voluntarios.
 
Así pues, este año, será la Primera Edición de mis Sopas de Ajo Solidarias. Lo recaudado, será destinado a ASALVO. 

Gracias por la difusión.
mis Sopas de Ajo Solidarias 2019 a favor de ASALVO | 20 de diciembre 2019. VENTE!

jueves, 17 de octubre de 2019

pastorSpoesía | IIIª Edición | Hoy Nace Miguel Hernández

Cartel IIIª Edición Hoy Nace Miguel Hernández | #pastorSpoesía

Hola, buenas albeadasMañanas,

Me complace anunciar con el cartel de la IIIª edición de este año 
de Hoy Nace Miguel Hernández
con el lema
#pastorSpoesía
que será DM el próximo martes 29 de octubre a las 20 h
El lugar, el de siempre, el bello Claustro de la Iglesia del Salvador de Simancas.


Ni qué-decir-tiene, que me encantará contar con tu presencia,
Y agradeceré la difusión del mismo. 

Un abrazo y gracias *}


Miguel Herández Segura

martes, 9 de abril de 2019

El Taburete Verde

Tal día como hoy fallecía mi tía Leocadia Hernández. Mi tía Mimi que era ciega. Yo era su tesoro y ella era una de mis candelas que alumbraba –aún siendo ciega– mi camino. A ella, a mi abuela y mi madre, la única viva de su familia, las dedico este breve relato curricular, que dicho sea de paso, lo escribí para una pequeña muestra hace años, en la ONCE de Valladolid. De mi tía Mimi,  la ONCE y el Braille, nacen la inspiración para el desarrollo de mi técnica frescoRelieve.

La imagen que lo acompaña no es otra que la que pude mostrar en árbolArmónico en la Ermita Lomos de Orio, Sierra de la Cebollera, la Rioja en 2009 y que lleva el título de este post.


El Taburete Verde

Preludio o infancia del origen hasta el camino de ser artista

Son recuerdos de mi infancia, en casa de mi abuela, donde fui descubriendo en un entorno rural la belleza implícita de la Naturaleza y las transformaciones hechas por el hombre de una forma que no alterase lo natural. 


Miguel Segura, (ahora Hernández Segura) Nava del Rey,1963


El Origen. Hablar de arte en términos personales, me lleva al origen de 'esa necesidad', que se muestra en mi infancia. Nací en Nava del Rey, un pueblo próximo a Medina del Campo. Nací en la casa de mi abuela Carmen, en la Calle del Caño y esto de algún modo tuvo relación, con la estrecha complicidad e influencia que tendría con mi abuela. Ella, una persona que no sabía leer ni escribir, pero era capaz de transmitirme sus conocimientos sobre la vida y nuestro entorno de forma natural.

Los Paseos. Así, acompañarla en un  paseo por el campo para recoger hierba para los conejos, se transformaba en mí en algo especial que me hacía percibir aquellos colores y olores del campo y la sencillez de aquel gesto, iba fraguando en mi persona una sensibilidad hacia lo natural. Las bellas formas de las plantas, sus texturas y colores me atraían sin comprender que sería estos pasajes de mi corta vida, tan reveladores para expresar a través de la pintura mi amor al color de la vida.

Mi tía Leocadia, Mimi.
Mi tía Leocadia era ciega y vivía con mi abuela Carmen. Así que cuando mi madre me dejaba en casa de mi abuela, yo estaba con ellas y de la mano de mi tía comprendía cosas que ella, sin poder ver, me mostraba. Fue ésta siempre una relación muy estrecha la que mantuvimos y esa proximidad me permitió que afloraran en mi la sensibilidad para observar y poder plasmar esas percepciones y sentimientos posteriormente en mis obras.

El corral o el Taller entre Flores. Mi abuela tenía un bonito corral encalado y lleno de plantas de todo tipo, muchas de ellas con flores. Sobresalían al cielo azul unas campanillas de colores con las hojas de corazones verdes. Al patio acudían en los días soleados, insectos con sus zumbidos y colores brillantes, contorneándose en vertiginosos vuelos acrobáticos entre las flores. También hasta allí llegaban los pájaros, entre cánticos y saltos llenaban de alegría el corral. Yo me quedaba observando todo y todo me cautivaba.

El Taburete Verde.
Tenía mi abuela un taburete verde, que me hacía pintar cuando a penas tenía 4 años. Me dejaba solo en el patio con una brocha y un bote de esmalte verde-primavera. –Ale hijo, pinta el taburete. Me decía y en mi supuso la primera vez que usaba pintura líquida y tenía en mi mano un brocha y podía hacerlo solo... Esto es el primer recuerdo que tengo en mi infancia en que me sentí atraído por la pintura. La acción misma de usar un color líquido sobre algo y ver como se iba transformando y el responsable de que sucediera era yo.

Las Pinturas de Colores. Cuando llegaba la Navidad, pedía a los Reyes que me trajeran pintura de colores y me encantaba pasar el tiempo sentado en la mesa camilla dibujando y coloreando las hojas blancas de los blocks. Un día recuerdo, que soñé que me encontraba ante un montón de cuadernos y pinturas de todo tipo y colores. Sentí como esto me hacía radiar de alegría y al despertarme del sueño, sin suponer del todo un desencanto, recuerdo sentirme bien y alegre por haber soñado con pinturas y de algún modo esto me hizo que pensar.

Arte y manchas de colores.  Recuerdo pasar largos ratos contemplando las obras de arte que aparecían en los libros que podían llegar a mis manos. De todas las disciplinas, la que más me atraía, era sin duda el Impresionismo y sobre todo la pintura del genial Vincent van Gogh. Esa fuerza del color a borbotones me encantaba y quería pintar así. Así, mis mis primeras dibujos sobre el papel de los blocks, eran témperas llenas de color. Representaban escenas o lugares simplificados de mi entorno. Puentes, caminos, árboles, postes de la luz, cielos y campos, ríos...

Expresar fuera del papel.
Al venir mi familia a Valladolid, vivir alejado del campo, de la casa de mi abuela, pintar me ayudaba a recordar y sentirme próximo a aquello que quería. Así empecé a usar otros medios sobre los que expresar aquello que yo percibía con formas y colores. Pintaba sobre tablas, paisajes en los que la línea del horizonte recordaba al campo castellano. También lo hacía sobre puertas. Esto me llevaba a crear espacios imaginarios y de algún modo me doy cuenta del sentir el arte y la 'necesidad' de expresar a través del color.

El paso del tiempo. La vida sigue su curso y el arte que le pertenece por derecho propio, sigue ahí próximo al pintor, como un confidente de lo que pasa. Y lo que pasa, va dejando pequeñas huellas que describen las aisladas obras sacadas de la 'profunda necesidad'. Así se van plasmando nuevos paisajes, figuras, un entorno mucho más abierto y a la vez extraído de la cotidianidad del vivir día a día. Pintaba en impulsos, como los trazos distantes de aquel impresionismo que admiraba. Siento entonces la necesidad de abandonar ya la acuarela –a la que luego volveré fugazmente muchos años después–, el pastel y las témperas de la infancia, por la utilización de colores al óleo. Así en este tiempo, pinto estampas de pueblo, las eras, campos de girasoles, lindes de los campos, y por supuesto árboles, ríos, cielos y campos amarillos.

Al Mar las Olas. Desde la ciudad siento el campo rodeado en el que vivo, y mi vista me lleva al MAR, y en el mar encuentro también mis orígenes, allí en el corazón del Cabo de Gata, y así de una obra de azules, Las Olas, mar y cielo, me adentro en un mundo desconocido para mi, en cuanto al estudio inmerso de la propia pintura. Allí, con esa obra o preludio de otras, descubro técnicas y soluciones, que son caminos por los que conduciré mi pintura para ser más libre y es ella  la que me va guiando mi mano hasta conseguir encontrar la armonía que libere las formas envueltas en colores, desde la propia tela hasta quien las percibe. En esencia es la Naturaleza y sus formas como en un concierto cósmico. Es la música extraída del color. Son percepciones de nuestro entorno, que permiten establecer en la obra un valor en lo emocional y espiritual.

Las Olas de un Amigo. por Laureano Carriazo: El chico encaramado en lo alto del tejado va trabando, una a una, las lajas de pizarra con alambres de acero galvanizado. Canta; le brillan los ojos; sabe que debajo del sol inmisericorde late la vida y… ¡Quiere vivir! Termina la faena y sale zumbando en su bicicleta, busca –ilusionado- unos ojos de mujer. Encuentra un gran silencio.
El hombre piensa y calla en la oscuridad de la noche. Algo vibra junto a la luz del farol; esos bichos –las efímeras- son solo un instante de vida. Medita.
Aquel hombre veía a lo lejos. Tenía prisa y sabía dar valor a las cosas. Dejó lo ya hecho y se entregó a su  sueño –tan querido-; tomó la libertad por compañera. Puso golondrinas en el muro de su casa.
Ponía nombre a las flores y, eran nombres de mujeres.
En el carnaval del año uno, conocí a Miguel pintado de colores. A este señor, muchos no le creen. Pero dice la verdad. Es flaco. Le brillan los ojos. Muchas veces vuela. Yo lo he visto quieto, muy quieto, para después salir volando buscando la risa de una mujer de paz.
Y como la vida es así de dura e inflexible, y hay jornadas partidas que te parten la entraña. No hay más remedio que abrir de par en par las puertas y salir deprisa.
OLA
Fr. VAGUE; it. ONDA; a. WELLE, WOGE. (Del bretón HOUL, pl. De HOULENN: Onda.) Onda de gran amplitud que se forma en la superficie de las aguas. Espasa.
Un día se metió en las olas. No hay mentiras; solo un camino: El que esta por delante. Lo demás es nada.
El hombre se despereza busca muelles por las ferreterías para dar más espacio donde crezca una mar de ensueño. Busca la verdad y la llama por su nombre.
Hay una pintura que grita verdad. Muestra flores, olas huracanes, dos kilos de azul, una tormenta, un aleteo que se acaba. Y hay un hombre que escucha al ave fénix, quien le recuerda que es bueno cuidar algo tan frágil como son unos tomates, y más, si han nacido en la huerta de la mera ilusión, allá, en los tejados.
Miguel Segura, tan amigo. Hay junto a la mar de Gata una enormidad de soledades y una evidencia: Allí está, desnuda, la vida; no hay mentiras.

Árboles. Sin apartarme en mi trabajo de la natural, me centro en la importancia del árbol y su relación con el hombre. Ese paralelismo y esa simbiosis, me sumerge en el árbol como elemento armónico de nuestro paisaje y entorno. La necesidad de protegerlo. La fragilidad del bosque y la belleza que desprende un solo árbol, silencioso en el paisaje, pero aportando equilibrio y armonía allá donde está. Desde que es una pequeña semilla arraigada a la tierra, hasta ramificar incontables surcos por los que atraviesa la sabia  que emana al cielo. En una Ermita dentro de un bosque, así nació mi 'árbolArmónico'.


En Verde. Como el tiempo acude inexorable a contemplar dónde estamos, cada momento es en sí mismo, parte de la esencia que respiramos. Ese aire, es sobre todo libre y nos pertenece. En ocasiones, el camino se detiene en una reflexión conjunta. Así el aire, puede ser visto, como se observa el polvo de cerca o cuando se detiene para guardar lo hecho.
En uno de los últimos entrañables momentos que pude compartir con el maestro chileno Jorge Vidal, compartimos en su última casa-jardín, sentados en el mismo banco, unas cervezas y conversación tranquila. De fondo la Radio Clásica que se asomaba desde las ventanas del estudio. Una leve brisa ondulaba los esbeltos árboles tras la tapia. Bellos verdes alminares de su última alhambra. Atraído también a ese encuentro, apareció el gato caminando orgulloso por la tapia. Un momento imborrable guardado para siempre. Al llegar a casa, entré al taller y puse ese fragmento en color líquido sobre el alma del metal.
Como ciertas cosas, no son sin más, así fue cómo quise que no sólo estuviera esa obra presente es este proyecto, sino que fuera el alma e imagen de esta mi exposición: 'en Verde' .

Por Angélica Tanarro: En tiempos de crisis el reciclado cobra relieve. Los artistas no son ajenos y Miguel Segura es uno de ellos. El fenómeno tampoco es nuevo. El arte povera introdujo este reutilizar materiales de desecho para componer obras de arte cuya intención era enfrentarse el arte oficial. La intención de este artista vallisoletano no va tan lejos pero se diría que los presupuestos de esa tendencia que surgió en los años sesenta van bien con su forma de estar en el mundo y con sus preocupaciones medioambientales. La intuición es clave en su forma de hacer.
'En verde' ha titulado su última exposición, para que no quepan dudas, y la muestra es en cierta medida un reciclaje de las distintas tendencias por las que transita su obra y al mismo tiempo el lugar donde precipitan todas ellas. De hecho una parte está dedicada al 'taller', a la cocina, al origen de lo que luego será lienzo o plancha de aluminio convertida en soporte pictórico.
Encontramos en la sala recuerdos de su 'árbol armónico' (la acción desarrollada en una ermita de La Rioja) y muestras de su pintura más colorista y rítmica. El color y el movimiento son dos de los fundamentos de un artista enamorado de la danza. La materia está abriéndose paso. El cuadro que inicia el recorrido (y pone en marcha el trabajo recogido en la exposición) es un homenaje a quien Miguel Segura considera uno de sus maestros: el pintor Jorge Vidal y rememora una tarde de conversación en el jardín del pintor fallecido.
La exposición es un paso más para un pintor al que gusta ir despacio pero pisando fuerte.