sábado, 18 de diciembre de 2010

Tú artista, ¿de qué vives? (chiste de autor)

Se encuentran dos amigos en plena calle y llenos de alegría se dan un abrazo. Se apartan para mirarse aún con los brazos extendidos y uno de ellos dice al otro,
–Amigo mío, cuanto tiempo sin verte. Qué alegría me das. ¿Cómo estás, cómo te va todo? … Ah, es verdad, tú como artista, ¿de qué vives?
El otro mirándole fijamente y con sincero semblante, le responde,
–querido amigo... vivo de milagro.

© XVI.XII.MMX . Miguel Segura . L'atelier aXc. El AUTOR permite y/o sugiere el envío masivo a quien le plazca y/o le haga gracia, bien sea mediante correo electrónico, sms (Short Messaging Service), o cualquier otro tipo de medio de reproducción y/o comunicación.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Luces de Navidad (Cuento de Navidad)

ran pasadas ya las seis de la tarde, cuando sobre aquel cielo gris azulado, volaban con rítmicos altibajos una bandada de jilgueros. En ese preciso momento, la figura de una joven se dirigía por un pequeño camino a la ciudad, se detuvo un instante para contemplar como silenciosas, aquellas aves pasaban ante sus ojos y se apresuraban ante la inminente caída del sol. Las ramas de los árboles, desnudos, se balanceaban por el viento en incesante vaivén. Hacía tanto frío que nada más parecía presenciar esa escena. El campo, vacío, yerto adormecía a merced del invierno, como si quiera mostrar su ausencia. La joven mujer o muchacha, ataviada de azules, protegía sus manos del frío abrazándose ante su pecho. El viento arrancaba de su figura, pequeños pliegues que se ondulaban si cesar, como si quieran escapar también ellos, arrastrados por el viento. La luz se iba con el viento al que acompañaban, pequeñas hojas y finos tallos de anises e hinojos.
La chica apresuraba su paso, pues sabía que la noche estaba cerca y el frío era cada vez más y más intenso. Debía llegar cuanto antes a la ciudad. Allí las luces que empezaba a ver tintinear a lo lejos, le protegerían. Cada vez que pensaba en ello le reconfortaba.


(seguiré más tarde)

viernes, 10 de diciembre de 2010

Paseo con la Luna

Camino despacio, tomando a sorbos el día. Camino sobre el blanco suelo que adormece las horas. ¡Que bien se ve a través de las ventanas! Miro a lo lejos y continuo en mi pensamiento. La Luna en silencio me acompaña, su luz es la que habla. Son luces como los hilos del alba, las que marchitan las flores envueltas de cristal. Si paras un instante, ellas callan. ¡Vamos Luna, vamos Alba!

martes, 30 de noviembre de 2010

Las Olas segunDO montaje (catálogo)


Descárgate el catálogo en PDF que hice con motivo de la exposición Las Olas 'segunDO montaje', que pudo verse en la Sala Estación Abierta de Valladolid en la primavera de 2008. Haz click sobre la imagen.

martes, 16 de noviembre de 2010

Onda vuelo sueño (vídeo)

Aquí podéis ver el último montaje audiovisual que he subido a mi canal de YouTube, que si bien empecé hará unos meses, he podido cerrar hoy. Verano Vivaldi casi en invierno.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Otoño en Los Jardines del Poniente


Entrar y pasear por sus caminos de tierra entre las hojas caídas, sus árboles que aún se resienten de la ausencia de sus viejos hermanos los olmos. Los bancos de madera, también adornados de hojas amarillas. Los parques las tardes colorean de niños, uno aún con la arena que ensucia las manos y las rodillas del juego. Bocadillos a las 11 si hay sol esa mañana de instituto. Tras estos aparecen las palomas. Unos pocos gorriones se las ingenian con destreza y rapidez para llevarse esa miga al pico antes. Animales, pasean a sus dueños, algunos son personas, los que quitan del suelo con plástico, lo que otros atrás dejan. En el estanque están sentados una pareja de enamorados. En el agua de color verdoso por las algas, se reflejan éstos y la escena en bronce del 'abuelo con su nieto' (•) ven como dos muchachos echan al agua sus barcos de papel. Junto a ellos pasa la mujer que cuida del jardín. Cruzan al atajo de la Plaza, con caminar firme, algunas figuras,otras se deleitan del espacio que invita a la pausa, un momento aquí otro allí. A veces es el banco de piedra el que invita a la lectura al sol, otras el de madera. Personas en su mayoría sin prisa que saben ver el tiempo en su valor. Personas, algunas tranquilas de tantos años. En todas ellas se puede ver el otoño con agrado. Una (••) en especial camina despacio en un sonar de la tierra a sus pies. Lo hace con la frecuencia diaria que le permite su edad y su ánimo intacto. Abre las cancelas de su vida y éstas florecen en forma de luz de libros que guardan el polvo de la historia, al poco se pierde en el interior de sus páginas para salir con una escoba a barrer las hojas caprichosas dejadas en su puerta por el viento. Tras dar los buenos días a todos los recuerdos, deja su abrigo sobre los peldaños de madera y se pone a leer el diario. Mientras lee, piensa: "un día más entre mis queridos libros, a ver que me depara esta mañana".

(•) El poeta vallisoletano Jorge Guillén.
(••) El librero Pepe Relieve. José Rodríguez Martín.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Y griega más que nunca


Ygriega,
Tan bonito como suena,
Y tanto tiempo en ella guarda,
Como va a perderse sin más absurdo,
Y poco tino, al capricho Acá-Endémico,
Los que quieren poner destino,
Y nosotros cervantinos,
Nos negamos
Y es atino.

martes, 2 de noviembre de 2010

Paseando de Tejados


De como se miran las cosas según se encuentran, se pueden ver o simplemente pasar desapercibidas. Así de pronto en un paseo tan dubitativo, como lo era la caprichosa lluvia de aquel día, quiso el encuentro caminar hasta el tejado justo al doblar la esquina. En un poco de pendiente, por otro lado característica de este paisaje tan curvo, estaban sobre el plano cristal las siluetas claroscuras que surgían desde el fondo mismo del tejado. Al asomarme con detalle, las inmóviles formas voladoras, ahora con la quietud del silencio, cobraban vida ante la mirada atenta de una linda gatita. En ese su mundo, quieta y sorprendida de mi proximidad, me apresuré a ajustar el objetivo de mi Quinousofructo Yflex al cristal de la escena. Con cierta inquietud en su mirada pero precisa gracilidad, se desplazó un poco hacia atrás ante tan artefacta amenaza. Segura de la falsa alarma, posó paciente hasta los ajustes pertinentes. Era la última fotografía de la película. Ahora, sólo quedaba afianzar la mano sobre el pomo del tejado y de un pequeño salto otear el paisaje. Ocasión esta, no al resguardo de la lluvia.

martes, 26 de octubre de 2010

L'atelier alborRelieve


Se cumple hoy un año de mi intervención en la Librería Relieve. Cuando me dirigía a los Jardines del Poniente para empezar, observé que una de las múltiples alfombras rojas seminceras estaba hecho un rebujo para que lo recogieran los del servicio de limpieza. Tras hacer las pertinentes consultas con Pepe el librero, me dijo con estas palabras: –con tal que no sea esa negra que pusieron los del 'sabor', que por poco me mata de un tropezón...–. Así, me dispuse a coger eso que otros habían tirado al concluir la Seminci. Corté al tamaño de la fachada y posteriormente le di un poco de forma. Así quedó en lo que llamamos La Dama Roja. Una alfombra, para proteger la obra. Comentaba Pepe al concluir la jornada, que –es curioso, normalmente, se ponen las alfombras para inaugura las obras, nosotros al revés, cuando empezamos–. Nos reíamos. Al concluir esa fachada y tras varios meses soportando inclemencias de toda índole, este verano, pudimos quitarla y tirarla a un contenedor. Ahora, tenemos otra, con bastante menos carácter, pero que en lugar de estar fija como la otra, es móvil. Aquí os presento por vez primera, un trozo del taller-almacén (L'atelier alborRelieve) de la Librería Relieve, donde entre otras cosas se guarda la alfombra roja.

jueves, 21 de octubre de 2010

Maestro Ibrahim Ferrer


Ibrahim Ferrer (1927 Santigo de Cuba - 2005 La Habana)
Querida dulce voz amiga, 'que alegras los corazones', perfume sonoro de las más olorosas flores, alegre canto de día, susurro cálido de noche. Conocerte a través de tu música, tu rostro fiel reflejo de tu voz, Cuba del Alma. 'Oigo el consejo', Maestro, no sin que se expanda por todas mis células tu música. Imposible parar. La voz de Cuba más Viva que nunca. Silencio. Escucha el llanto en el jardín. Las flores de Ibrahim, un cántico que perdura en el viento. Querido Ibrahim Ferrer. Maestro. video

martes, 19 de octubre de 2010

Librería Relieve

Desde ayer 18 de octubre, la Librería Relieve tiene un espacio propio en internet. Un blog que tiene la finalidad de acercar a todo aquel que tenga el interés, aspectos que le son intrínsecos desde que se fundara en mayo de 1951 allá en la Calle Cánovas del Castillo nº 3 de Valladolid, como son, la poesía, la literatura, los libros viejos, los otros libros, la música, el encuentro y el reencuentro, la amistad, los valores humanos, ...el arte. El arte de contar. Relieve es la historia viva de Valladolid. Acercar un poco el ser de la librería, ahora que ésta se encuentra en los Jardines del Poniente, paradójicamente poniente de sus días que, como dice una escritora-poeta 'adolece de invisibilidad', y es notorio que ese espíritu rejuvenecido de su librero-poeta Pepe Relieve con su empeño por estar cerca de los libros, hacen posible que este poniente sea un alborRelieve.

sábado, 9 de octubre de 2010

Platicar en el Desierto


Al nueve [IX] de este octubre, en la víspera del Triple Diez [X], se le caen la palabras por el viento de agua, que ahora intento ordenar junto a esta evocadora imagen de un árido campo camino de Essaouira, que si bien pudiera ser el mismo desierto en el que enseña un amigo escultura y reciclaje, que como ave que es, Pájaro está ahora en Smara, campo de refugiados en el Sáhara Occidental, es lo más próximo al desierto que llegó el ojo de mi cámara. Una licencia que me tomo, pues ayer pude enviarle un presente de breve lectura, tras conocer recibir suyo un correo e. Breve, pues son Nueve [IX] las páginas que escribí sobre el Blanco y además, qué mejor destino para algo que siempre 'llevas dentro' como la magia de ver un niño nevar. Smara, un nombre bello, como lo son sus gentes, amables, humildes y sencillas, que según parece, rezuman verdad humana. Para ellas y ellos son mis Nueve sobre elBlanco. Un buen fin, el destino. Aquí, para algunos, sería como 'predicar en el desierto'. Cuando la verdadera esencia es esa, y está precisamente allí: Platicar en el Desierto. Platicar en Smara.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Caminos de tierra


Por delante todo o nada. Andar por el camino sin poder apartar la mirada. Las sombras se diluyen contra el suelo polvoriento. El calor sofocante es un líquido espejo en el horizonte. Apenas si se oye el canto de las breves siluetas de algún árbol. La soledad yerta se muestra tal como es. Respirar es como un lamento que envuelve cada partícula de polvo. Portamos el polvo que vuelve a la tierra que nos acompaña. El aliento de nuestros pasos alimenta la esperanza a través del tiempo. Reconforta en el esfuerzo dejar a ambos lados las sendas afluentes. Así son los caminos de tierra.

martes, 14 de septiembre de 2010

El pincel azul


En el Mar de Gata perdí un pincel. Fue una mañana de agosto en la Playa de los Muertos. El aire limpio olía a mar y azahar. Sobre las piedras volteaban unas blancas sobre otras, como un canto sin cesar. El agua fina azuleaba cristalina. Algunos pececitos, casi transparentes, con el mismo vaivén de las olas, libres en su mar me rodean, alegra saludo que aletean. Con este aire, en este mar que esculpe la tierra, descalzo caminar en un tapiz colorido, desgranado con el tiempo, al ver de nuevo estos orígenes me dispongo a pintar. Me acerco hasta la orilla a por agua y el mar entrega a cambio de un pincel azul de acuarela. El Mar Azul es Vela.

martes, 31 de agosto de 2010

Balcones poéticos


Hablar. Paseando por las calles bellas, de balcones llenos de flores. El agua susurra con su canto cuanto guardan las fuentes. Hablar. Escuchando el silencio de las piedras que muestran el camino. El blanco manto encalado por fuera, hasta el interior de los patios perfumados. Hablar. Es el azahar de los verdes y los jazmines, musicalidad del aire poético. Hablar. Escuchar desde los balcones en la luz del poeta, con la quietud de la noche tranquila que suena como el agua. Hablar. La voz es cantar del poeta, hablar de Miguel Hernández, desde sus balcones florecidos. Hablar. Balcones poéticos. Hablar. Balcones de Córdoba.

viernes, 20 de agosto de 2010

Cardos de María


Atardece el verano. Junto al Lavajo las Cruces, entre cipreses y olmos del recuerdo, en la cuneta de tierra seca se levantan estas bellas plantas, que tras el verdear de otro tiempo en que florecen junto al púrpura, se muestran ahora doradas y frágiles formas. Siluetas en el cielo de Castilla. Bellas formas, secas, levantan su fruto-alimento al que acuden los jilgueros que cantan al aire libre, mientras contemplan la cuesta que se eleva hasta la Ermita de la Concepción.

Nava del Rey, 17 de agosto de 2010

lunes, 26 de julio de 2010

Las lágrimas del toro nº 39


El 11 de septiembre de 2006 escribí estas líneas, que ahora acompañarán la imagen de la obra que publiqué aquí de aquel momento. El Toro nº 39, que titulé entonces ¡eh Toro! Ahora 1 año después, la vuelvo a publicar junto a estas líneas.

La Nava. Los bravitos 2006
Después de dos años sin estar en el pueblo en fiestas, este he estado nada menos que cuatro días. A excepción de la víspera, el día 6 y el domingo por la tarde y noche.
Los toros o novillos, presentes en todo momento. También las verbenas y los bares.


LAS LAGRIMAS DEL TORO Nº 39.

Esto se queda en la retina para siempre. Los mozos, lo más sensibles y respetuosos con el animal, los cortadores, allí estaban contemplando y velando los últimos instantes de una vida que se iba yendo poco a poco. ¿Qué sentiría el toro en ese momento si pudiera ver esa escena? Sin duda, aún podría escuchar los comentarios, sentir las caricias. Los mozos lloraban por dentro por la muerte de ese bravo toro, bonito. Él lo hizo después de su muerte. Una muerte tan dolorosa en un final extenuante, sin un soplo de fuerza, un animal que es todo fuerza, no se rinde hasta que sucumbe y cae. "No es una derrota, es un triunfo, no me doblego ni aún arrastras me podréis llevar donde vosotros digais". Lo cierto es que ese toro, lloró y lloró despues de muerto. Quizá esas lágrimas salieron de lo más profundo de su alma. Lloraba por quien le estaban viendo, ahí sin vida.

Valladolid, 11 de septiembre de 2006

viernes, 23 de julio de 2010

Las eras de mi pueblo

Obra: La era (de mi pueblo). Óleo sobre lienzo que pudo verse en mi exposiciónÓNarte 'Momentos paisajes.18 años'. Miguel Segura (Nava del Rey, 1963)

Donde eran eras, abiertas a la mirada del campo, a lo sumo unas bajas tapias que adornaban los caminos junto con los pozos, pequeñas casetas de labranza, paneras, hoy se levantan alambradas, tapias de ladrillo y cemento, se construyen naves como hangares. Cercas que guardan perros que intimidan al paseante. Donde se escribió la historia del campo, tras la siega, lugar de recreo, paseo y meriendas, espacios abiertos donde las horas se hacían historia y parte del juego de los niños. Descanso y tertulias a la sombra de algún trillo o los montones de alpacas, en los que nuestros mayores conversaban viendo el horizonte a la luz del final de la tarde. Desde el camino que linda con las tapias de La Quesería, se llegaba a la primera era. Era como una isla verde entre caminos y siembra, en alguna orilla reposaba siempre algún arado, que resistía el paso del tiempo. Siguiendo las tapias de adobe hacia el poniente, atravesaba otro camino que conducía al paso a nivel y los lavajos. Desde aquí, dos ramales principales, conducían al campo atravesando las eras. La imagen que desde allí se podía ver, sin más era de una sobria belleza natural. Todo tenía equilibrio en ese espacio, sin duda una riqueza paisajística y cultural que me temo no han querido ver y cuidar. Así son las eras de 'Nava del Rey, lo más grande de Castilla...'. Que tiene muchas cosas de las que sentirse orgulloso, pero esta sin duda alguna, parece que estos nuevos tiempos le están pasando factura.
Foto: Desde el campo, La Nava (Nava del Rey). Al fondo el pueblo en el que predomina la torre. En primer término, campo de cereal recién cosechado desde la linde del cementerio. En segundo témino, las diferentes edificaciones construidas en la era.

miércoles, 21 de julio de 2010

Café Minotauro (enRecuerdo)

NO A LA CULTURA, NO AL ENCUENTRO, NO AL RECUERDO.
No a la cultura, no al encuentro. No, por que sí, no al recuerdo. Nada de partidas de ajedrez, Ni tampoco, nadie que pueda leer en silencio. Acabemos con la música, que despierta los sentidos. La de siempre, también lo siento. No quiero ver a nadie escribir. ¿Están cuerdos? ¡Ni tan siquiera tiene TV! Tampoco calefacción. El calor de la gente, poca gente, conversando, pensando; vaya usted a saber... nada bueno. Infusiones. A quién le gustan las infusiones Naturales. ¿ Había dicho que son naturales? ¿A quién se le ocurre? Para colmo, cambian todos los meses las paredes. Pinturas, dibujos, fotografías. Todo eso cuelgan, y no se cansan. Pero a quién le interesa el arte. ¿He dicho arte? Dudas tengo que lo sea. Eso se ve por TV, en museos, en salas de exposiciones, en galerías "de arte". Pero esto no. ¿Se imagina, sentado en una mesa, o en la barra y ahí todo eso colgado? Absurdo. Pero no se preocupen, como ha ocurrido tantas veces a lo largo de la historia, el recuerdo no para de enseñarnos cosas. Las modas nos enseñan cosas, la TV nos enseña cosas, este Café, que mantiene la esencia del café que, en otras ciudades, otros países, se conservan como reliquias, no debe enseñarnos nada. Más bien nos molesta. ¡No es para menos! Pero no se preocupen más. Quien atiende les comprenderá. Solo faltaba.

(Extraído de unas hojas de notas de Cafés Gometero, escritas por mi días antes de que el Café Minotauro de Valladolid, cerrara definitivamente sus puertas.)

En el Café Minotauro de la Calle Santuario de Valladolid, tuve la suerte y el honor de colgar mis pinturas en sus paredes en tres ocasiones. Once, Flores i Fiori y Viaje, cuaderno de acuarelas.

Sirvan estas líneas como recuerdo y mi pequeño homenaje al entrañable Café Minotauro que tan bien guiaba tras la barra un maestro: Marcos.

jueves, 15 de julio de 2010

El vencejo y la luna

En el comienzo de la caída de la luz del día, cuando se torna el poniente como un velo acuoso y languidece de azul, danzan juntas la música de formas. Alas vivas negras y el ala blanca de luz tenue menguante. Ayer las vi juntas al menos un instante.

sábado, 3 de julio de 2010

Pintando entre árboles y libros


Publico aquí la fotografía tomada instantes después de pintar la obra en la Plazuela del Libro del Campo Grande y que pudo verse por vez primera en mi última exposición enVerde en el Centro Cívico Zona Este. Si bien por circunstancias del montaje, aparecía en posición vertical para separar unas obras de otras. Esta tela forma parte de una serie de trabajos realizados por las 2 caras. Que anticipo el nombre del montaje que reunirá sólo este tipo de obras: 'bi' x Miguel Segura.

bi-.

(Del lat. bi-, por bis).

1. elem. compos. Significa 'dos' o 'dos veces'.Bicorne. Bienal. Bicolor. Bilateral. A veces toma las formas bis- obiz-.


R.A.E.

jueves, 1 de julio de 2010

Casa Vencejo (Casa Arrecájel) aXc

Coincidiendo con el cierre de mi exposicón enVerde, publico el montaje audiovisual que lleva el nombre de mi última obra: Casa Vencejo. Si quieres verle puedes acceder a mi canal de vídeo en You Tube arteXconcepto (greenywater) o bien hacer click en título de esta entrada o sobre la imagen.
. . . . . . . . .
Recordando esos días de mi infancia, en los que los arrecájeles (vencejos) volaban en los mismos sitios donde jugábamos nosotros. El frontón de la Plaza de Toros de Nava del Rey fue uno de ellos. En esa pared de ladrillo anidaban. Un día descubrí uno en el suelo, de donde no podría levantar el vuelo. Lo cogí en mis manos y tras contemplarle unos instantes, lo lancé al aire. Veloz voló.
. . . .

Casa VENCEJO. (el origen)

Construcción de una casa para que aniden los vencejos (arrecájeles).

Con la idea en la cabeza desde hace algún tiempo, en pleno estudio para Los Vencejos (2007) obra que formó parte de mi exposición Las Olas, quise hacer una de estas casas para vencejos. El tiempo propicio y algún que otro empujón vecinal en la misma sinergia, me pusieron manos a la obra. Como una cosa lleva a la otra, en plena preparación, de utilizando materiales únicamente naturales, quise devolverles mi agradecimiento a estas bellas aves, revistiendo en relieve y colores su nido. Utilicé para ello mi técnica: fresco en relieve. Así resultó la Casa Vencejo. Arte, naturalmente.

Miguel Segura


Con el esperanza de que puedan anidar pronto, sirva este montaje como movimiento precursor que divulgue la fabricación y montaje de casas nido para vencejos y otras especies de aves. Si bien hay varios modelos en el mercado, se pueden realizar facilmente reutilizando deferentes objetos. Las cajas de madera para vino, como la que muestro aquí, son especialmente idóneas. Así cuantas más casas haya, más fácil será que aniden los vencejos en su estancia migratoria, paliando así los agujeros naturales que existían en edificios monumentales de esta ciudad, que al restaurarles, decidieron inconscientemente, taparles.




martes, 15 de junio de 2010

enVerde

Como el tiempo acude inexorable a contemplar dónde estamos, cada momento es en sí mismo, parte de la esencia que respiramos. Ese aire, es sobre todo libre y nos pertenece. En ocasiones, el camino se detiene en una reflexión conjunta. Así el aire, puede ser visto, como observa el polvo de cerca cuando se detiene para guardar lo hecho.

En uno de los últimos entrañables momentos que pude compartir con el maestro chileno Jorge Vidal, compartimos en su última casa-jardín, sentados en el mismo banco, unas cervezas y conversación tranquila. De fondo la Radio Clásica que se asomaba desde las ventanas del estudio. Una leve brisa ondulaba los esbeltos árboles tras la tapia.Bellos verdes alminares de su última alhambra. Atraído también a ese encuentro, apareció el gato caminando orgulloso por la tapia. Un momento imborrable guardado para siempre. Al llegar a casa, entré al taller y puse ese fragmento en color líquido sobre el alma del metal.

Como ciertas cosas, no son sin más, así fue cómo quise que no sólo estuviera esa obra presente es este proyecto, sino que fuera el alma e imagen de esta mi exposición: 'en Verde' .

enVerde
C. CÍVICO ZONA ESTE (Antiguo Mercado Central)
C/ Biólogo José A. Valverde, nº 1 (junto C/. Cigüeña)
del 16 al 30 de junio 2010
HORARIO:
Lunes a viernes de 9 a 14 h. y de 16 a 21 h.
Sábados: de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h.

Publicado en el Norte de Castilla de 24/06/X


domingo, 13 de junio de 2010

Ola X en 6


El pasado jueves 10 pudo verse esta maravillosa formación en esta parte del hemisferio norte. Ola perfecta a la que he llamado X en 6 en clara alusión al día y mes de su formación. Siempre la Naturaleza muy por encima de todo es Belleza. Imagen captada gracias al inestimable valor del Meteosat. www.meteosat.com

miércoles, 9 de junio de 2010

Altamira, baja la mirada


Hoy El País publica un artículo de lo más interesante (Riesgo mortal para bisontes y faraones) sobre la reapertura de Altamira que diferentes medios hicieron público ayer. El tema tiene miga, y algunos de los comentarios que acompañan a la noticia, ponen de manifiesto la discrepancia de opiniones. La mía íntegra la publico a continuación.

REACCIONES ESPAÑA, S.A. En fin esto es lo que hay.

Un interesante artículo!. No estoy a favor de que se abran las Cuevas de Altamira. El tiempo que han estado cerradas y hacer una réplica, me parecieron entonces sensatas acciones. Es lógico por otra parte que las vayan a abrir de nuevo, viendo la 'apertura de boca' del presidente cántabro. También es lógico que muchos quieran que se abran, a pesar de ser irresponsable de todo punto. El tiempo nos ha enseñado, cómo son vistas por el público general las obras de arte geológicas de millones de años. El tiempo nos ha enseñado, a ver éstas, de amputadas estalactitas. Preciosos 'souvenir' que impunemente han sido arrancados por inconscientes. Aquí sería del todo difícil, arrancar un trocito de pintura, pero de ser fácil, -ya por suerte, más concienciados-, habría algún depravado que lo intentaría. En fin señores, a 'España', le quedan aún muchas asignaturas pendientes. Pero quizá la más importante sea el RESPETO (en el amplio sentido de la palabra). Respetar es entender que, si con tu sola presencia pones en peligro algo, simplemente aceptas de buen grado no entrar.

Miren, no se trata de arte, se trata de vida, de salud publica, y la que se ha armado 'made in Spain', por la anunciada ley antitabaco. EDUCACIÓN y RESPETO

Sobre un fresco en relieve que acometo sobre una librería en unos jardines, en plena calle, aún no pasa la prueba del botellón de los fines de semanas, y en muchas ocasiones, dejan evidencias en su orín de grado etílico en las esquinas inversas en que lo harían los animales-perros.

También está la otra versión sobre la conservación del arte. Que la obra 'evoluciona y cambia con el paso del tiempo'. Bueno, el tiempo y las vicisitudes que les acompañan en ese tiempo. El tiempo de las guerras y ataques indiscriminados, han dejado para siempre su huella en obras de arte a lo largo siglos. Sería lícito entonces, que si con la presencia humana se dañan pinturas rupestres, será así en la historia, y generaciones venideras recordarán entonces, cómo se hacían las cosas y como se pensaba sobre estos y otros asuntos. Pensarán lo maravillosas que eran esas pinturas, que ahora son sólo histórico recuerdo.

martes, 1 de junio de 2010

Crimen impune de Israel?

Crimen: (Del lat. crimen).
1. Acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien.
Impune: (Del lat. impünis).
1. Adj. Que queda sin castigo.
Imagen: Acto pacifista ayer en la Pza. Fuente Dorada de Vallaolid, a favor del pueblo palestino y en contra del atroz ataque del ejército israelí contra la flotilla con ayuda humanitaria para el pueblo de Gaza. En la que han muerto 9 personas y más de una treintena han sido heridas de gravedad.
CONDENA ROTUNDA: BOICOT A ISRAEL

lunes, 10 de mayo de 2010

Nubes de mayo


Y así con los primeros días de este mayo, oclusos de grises nubes repletas de luz y agua, guardan ocultos los colores que explotan en campos y balcones. Serán verdes radiantes de verde. Rojos rebosantes de rojo, que se fusionan con anaranjados y amarillos vivos, que acompañan el tapiz por donde reina la luz de los blancos.
Flores que del verde surgís con alegre cantar; a ese barro agrietado que grita el sufrimiento de tantos meses de silencio. Ahora el viento, menos frío, armoniza musical movimiento; sinfonía en la atenta mirada, tímida, como profunda, de este sol que da la vida y la quita.

viernes, 9 de abril de 2010

miércoles, 31 de marzo de 2010

Librería Relieve, al cabo marzo


Al cabo marzo,tan al viento como de
frío invierno, nos viste de libros,
entre las hojas volantes de este otoño
primaveral. Así es Relieve visto desde
el interior de sus páginas, tan guardadas,
como olvidadas y queridas. Así es
Pepe, con su talante, con el saber librero,
su facilidad de palabra-pensamiento,
sus prosas habladas. Al cabo, nos sacudimos con
el ánimo y las dificultades del poco propicio tiempo,
para saludar con la alegría implícita de su nombre
al adormecido mes de abril. Que entre
otras cosas, festejamos tanto,
como un canto de quienes nacimos,
para ver ahora en generaciones
tan distantes, y tan afines.

Transcrito el HOY (de ayer) día, mejor dicho tarde del XXX de marzo de MMX, que de las últimas páginas de la libreta que lleva en su interior tanto, a la cubierta pegada para el vino que festejó en la ermita el árbolArmónico y otras, que en las guardas, dicen así: cromosomaXpersona.

viernes, 12 de marzo de 2010

A 9 días de la primavera, muere Miguel Delibes


A doce días de marzo, esta mañana fría, de tamiz plomizo, el despertar te encoge y es entonces como ese mismo cielo se torna apacible y el viento transporta finísimos copos de nieve. Ha muerto Miguel Delibes. Fuera hay 0 grados. En una de las cornisas que están frente a nuestra ventana, se posa un alado amigo, Chiquitín. Este colirojo tizón, se acicala su plumaje colorido, como si supiera que le estamos mirando. Súbita ocupa su lugar una paloma gris, que expulsa a nuestro querido amigo, como apabullan los grandes a los chicos. No puedo evitar abrir la puerta y en acto vengativo, decido espantarla. Al poco, el remordimiento avisto.


0 grados, a lo sumo 1. Esta ciudad castellana, se ha quedado helada. Muda. Sus gentes pululan herméticas envueltas en sus ropajes abrigos. El viento choca con ellos y mueve sus cabellos y sus envueltas telas. Nadie habla con nadie, nadie mira a nadie. Este invierno, como suelen serlo, ha arrancado otro Olmo Viejo, que no podrá ver más la luz en sus ojos. Cuando un 'olmo' muere, al lado puede verse un ciprés ondulándose en el viento. El ciprés que guarda a los muertos y las pequeñas formas aladas vuelan sobre el horizonte yerto.


¡Ciudad, el campo está vacío! En silencio, envuelto en luto, como los días de caza. Campanas huecas resuenan graves a lo lejos. La tierra se resquebraja y el caminar descalzo deja las huellas de aquel niño. Tierra, polvo, lomas, lindes y laderas. Esta tierra que en mi puño, seca, muerta, hasta que el agua te vuelva reverdecer de primavera.


Flores de invierno, como los poemas yertos, cristalinos, sin perfume circundan coronas, condolencias y lamentos. Las palabras dolor y heridas, se depositan como frágiles notas de silencio. Las escritas, sentidas, ungüento de callado lamento, impregnan el papel recuerdo, lápidas palabras, sentimiento, afecto: un breve soneto.


Camino olvido,

Del páramo sombrío.

La luz atraviesa nuestras vidas,

Es cuando el ave vuela,

Sobre aquel Ciprés Erguido.


Maestro,

Adiós,

Querido.

viernes, 19 de febrero de 2010

Viaje a Kafka, Belleza I



Belleza, la bella mirada. Contemplar o sentir el paso del tiempo indeleble como las estrofas de un poema borrado por el viento. La luz perdura y el agua sigue su curso, transformando los espacios imperecederos. La palabra escrita, guarda el aliento del camino andado.
Sirvan estos breves recuerdos para festejar la reanudación desde el color de nuestra ventana.
Hoy, V|III|MMX

lunes, 8 de febrero de 2010

Viaje de Acuarelas


La alegría de los colores. De un viaje a otro, la caja guarda pequeñas porciones de luz de aquí y de allí, y habla de como las gotas del recuerdo impregnan los blancos papeles del cuaderno. Regalos guardados en la memoria retina de cuantos pasos acompañan al camino alegre de lo vivido. Recuerdo esos lugares, espacios-momentos, como algo único. Al mirar a esta caja de acuarela, viajera-compañera, no puedo por menos que alegrarme al verla de nuevo.

miércoles, 13 de enero de 2010

Lhasa de Sela, su poesía musical vive


Lhasa o los poemas cantados
Fue la Navidad de hace 4 años, cuando descubrí la música de Lhasa.Un día de invierno, en un corto viaje en coche que, amablemente me invitó una amiga. La música que sonaba era tan diferentemente bella como maravillosamente poética. El pasado 5 de enero, recibí un mensaje en mi teléfono también de una amiga, en el que me daba la triste noticia.'El día 1 de enero, Lhasa había muerto de un cáncer de mama'. No pude tan siquiera contestarla. Simplemente fui a los estantes del mural a buscar su música...

Su último trabajo, epílogo de su corta carrera y cantado totalmente en inglés,es de una belleza sobrecogedora. En su página web, mudos por el terrible golpe, aparece aún su último post en el que anuncian la cancelación de su gira. Leerlo te encoje el corazón.
(Su nombre en azul, enlaza con su web)
Lhasa de Sela, -'soy un punto negro que anda, a las orillas de la suerte'-, el adios de un ángel.
La poesía de Lhasa vive en nuestros corazones.