miércoles, 13 de abril de 2011

PERRITO M(u)Y MNO

En ocasiones es difícil resistirse a las peticiones de un niño. Alguien podía tildarlas de consentidas o favorecer conductas en cierto modo caprichosas, que a la larga, podrían llegar a desembocar en pequeñas decepciones. Pero en estas ocasiones a las que me refiero, están las que por el modo y formas de solicitarlas, el propio contexto y sobre todo una profunda e ingenua espontaneidad, lo que constituye el hecho de especial, máxime cuando, el propio contexto parte de una sensibilidad, que si bien podía se innata en la infancia, esta transciende con una reflexión que ya de por sí te enternece, máxime cuando quien la hace lleva la cuenta con el ónce y es tu sobrino. Así sin más ni más, vuelvo sobre la petición leída y decido publicar ahora la petición: "...TE MANDO UNA FOTO DE UN PERRRITO MUY MNO PONLO EN TU BLOG".
–¡Cariño, que razón tienes!