jueves, 12 de septiembre de 2013

Flores en agua de acuarelas

Haré un jardín al Río, es el lema que reza en esta fotografía. Así fue por el mes de julio cuando, lo que pensaba hacer hacía tiempo, lo inicié entonces en un pequeño rincón junto al río Pisuerga. En ese margen u orilla, que da a las antiguas balsas de los curtidores. Hay allí, junto a un pequeño pilar de piedra caliza, donde se levanta un pared como un mar o un cielo. Allí quise dar forma a una de las criaturas más hermosas que he podido ver, en el mar, por desgracia ya sin vida. El arte, también sirve para eso. Es un pez-espada que salta por el mar del muro y quiere alcanzar el cielo. Pensé en esas metáforas de unir estos conceptos,  como cuando unimos el mar y el cielo en una línea del horizonte cuando miramos a lo lejos. En esa línea imaginaria, no se aprecia, cual es mar y cual es cielo, aunque sabemos que ambas están y confluyen en nuestro atento mirar. Aquí ocurre exactamente lo mismo. La pared o muro, es un línea, un punto más en nuestro camino junto al  río. Allí se juntan en la imaginación y la ilusión de quienes son capaces de ver, ese mar de ensueño (que diría un amigo).  Allí, donde las 'flores', en muchos casos son pisoteadas, crece el jardín en Honor a la Virgen del Carmen. Allí, en ese pilar y esa pared he dado forma con mis manos, usando la misma técnica que utilicé para hacer el mural de la Librería Relieve: fresco-relieve. Las flores y el agua de colores, es otra metáfora que he querido unir a este texto.
Otro lema que hice por ese mismo tiempo, aparece on français y siempre ha estado presente en mis procesos creativos: Mon Atelier demi vide, demi plein.