sábado, 9 de octubre de 2010

Platicar en el Desierto


Al nueve [IX] de este octubre, en la víspera del Triple Diez [X], se le caen la palabras por el viento de agua, que ahora intento ordenar junto a esta evocadora imagen de un árido campo camino de Essaouira, que si bien pudiera ser el mismo desierto en el que enseña un amigo escultura y reciclaje, que como ave que es, Pájaro está ahora en Smara, campo de refugiados en el Sáhara Occidental, es lo más próximo al desierto que llegó el ojo de mi cámara. Una licencia que me tomo, pues ayer pude enviarle un presente de breve lectura, tras conocer recibir suyo un correo e. Breve, pues son Nueve [IX] las páginas que escribí sobre el Blanco y además, qué mejor destino para algo que siempre 'llevas dentro' como la magia de ver un niño nevar. Smara, un nombre bello, como lo son sus gentes, amables, humildes y sencillas, que según parece, rezuman verdad humana. Para ellas y ellos son mis Nueve sobre elBlanco. Un buen fin, el destino. Aquí, para algunos, sería como 'predicar en el desierto'. Cuando la verdadera esencia es esa, y está precisamente allí: Platicar en el Desierto. Platicar en Smara.